Wayback Machine

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), calcula que México destina 21% del presupuesto para la educación y se destaca como uno de los países que gasta más dinero en este rubro, pero los resultados que se alcanzan son bajos.

Las estimaciones del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación dicen que para 2020, México alcanzará un promedio nacional de primer grado de bachillerato y sólo dos de cada 100 estudiantes concluirán la universidad.

Este rezago no es desconocido, pero sí alarmante, más cuando hace 30 años competíamos con países como Corea del Sur, que simplemente ya superó las expectativas.

Mientras ese país y México formaban parte de las economías emergentes más prometedoras, Corea pudo acelerar su crecimiento y posicionarse como la tercera economía más sólida del mundo al alcanzar un PIB de 20 millones de dólares en 2012, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En 1970 ambos países estaban en las mismas condiciones sociales y económicas, incluso tenían los mismos salarios, pero a partir de la entrada del nuevo siglo, Corea triplicó la cantidad y mejoró la calidad de vida de los habitantes. Un coreano gana 37 veces más que un mexicano y tiene un nivel escolar de licenciatura como mínimo.

Leer  Las universidades dan empleo a jóvenes con doctorado, pero no para investigar

En comparación, México apenas ha doblado la paga mínima en 34 años y su nivel de escolaridad es de tercer grado de secundaria, según datos del INEGI.

Mientras en Corea del Sur 100% de los estudiantes que cursa la educación superior tiene una alta probabilidad de emprender un posgrado en seguida, en México esto dista mucho de sus alcances.

Todo parece indicar que en México lo que hace falta es acercar a las universidades con las empresas como una política educativa, para que el conocimiento de las aulas pase a una dimensión práctica y se convierta en una fortaleza para agilizar el trabajo cotidiano.

Propuesta que desde hace varios años ha estado en la mesa de análisis, pero parece que ahí se ha quedado, mientras que en países como Corea se llevó a la realidad dándole resultados a sus finanzas.

Superávit cosmético

El sector cosmético, al mando de Laura Bonilla, tuvo un superávit de más de mil millones de dólares, que supera en 20% al obtenido en el mismo periodo de 2011.

Leer  Tips para ser reclutado en Harvard

Aún falta estimar los dos últimos meses de 2012, pero se prevé que la industria reporte un crecimiento de entre tres y cuatro por ciento.

El siguiente paso de este sector, concentrado en la Canipec, ahora busca dar un paso importante en el mundo internacional, tan es así, que quiere reforzar los vínculos de comunicación para que se considere al sector cosmético y de aseo como estratégico en las negociaciones de tratados internacionales. Por ello, se acercó a la Secretaría de Economía, que encabeza Ildefonso Guajardo, para acotar las barreras de comercio y buscar reglas claras y equitativas entre los países que
suscriben los tratados.

Previous captureNext capture (Sin evaluaciones)
loading Loading …

Por Gabi

Hola, Mi nombre es Gabriel y soy el propietario y responsable de Elpaisconfuturo.com Un blog de información en el que esperamos hablar de muchos temas relacionados con gestiones, recursos, y todo lo relacionado con el ámbito laboral. Espero que te sea de ayuda, Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.